Es el EROTISMO de las más típicas y notorias manifestaciones de lo Humano. Participa por igual del AMOR y la SEXUALIDAD. A aquel le pone la carne y a ésta le quita la animalidad y le pone trascendencia.
Así, por el EROTISMO, la SEXUALIDAD queda dignificada, y el AMOR energizado. ( María Zambrano )

sábado, 27 de diciembre de 2008

MIRADAS PERDIDAS

Relato y fotografía de Juan Pellicer
Arropado de silencios y sonrisas imaginarias, tus miradas, buscando vacíos, inquietas por volver. Finges estar, sabiendo que otros mundos te apartan, te alejan, te separan, incluso de ti…
Vete, márchate, no regreses, no vuelvas la mirada… podrías ver, a lo lejos, confundidos entre tinieblas, suaves y cálidos besos que, posados sobre tu mejilla, susurraban palabras de amor.Márchate con la noche, envuelto en su negra capa de mundos callados. Aléjate despacio, que tu figura, diluida por grises horizontes, te borre de mi vida para siempre.
No digas adiós, no esperes el abrazo, no busques la señal, no ansíes el perdón… márchate.
Callado, mirando tus pasos. Llévate tu única música, los latidos de tu corazón, ellos, con sus notas, serán los que te abran los caminos entre las sinfonías de tristeza.
Márchate sintiendo la doble soledad; la que te lanza al vacío sin poderlo evitar, y la que, inmisericorde, te arrastra y te llevan a vergeles malditos.
Sigue tus pasos, ellos, como ajenos a ti, serán los únicos que algún día, aprovechando tu sueño tras tu derrota, te devolverán a tu pequeño jardín donde un día fuiste grande. Ellos, rebeldes, serán sordos y mudos y ciegos, y no te escucharan. Ellos te guiaran y, de nuevo, veras luces de millones de colores.
Si algún día, sientes que tu corazón no puede más, si sientes que, a pesar del esfuerzo sigues parado, viendo como el mundo, loco, gira a tu derredor. Si algún día recuerdas las notas de mi guitarra y las letras de mis canciones, aquellas que hablaban de amor, déjate llevar de los sonidos, que aunque sean de silencios, te hablaran de mí. Si algún día, alguien te recuerda mi figura o sus palabras mis palabras o sus perfumes te embriagan como los míos, aquellos de azahares, sin poder evitarlo, te llevaran a mi, no llores… solo será un recuerdo que permanece también dormido en tu ajado corazón. No pierdas demasiado tiempo en romper o borrar, aquello que un día, ya lejano en todas las historias, fue una estrella brillante en la fría noche.
Ahora que no estás, ahora que has dejado de s
er tu, para convertirte en él. Ahora que ya no puedo sentir tu piel junto a mi piel, ahora que me debo conformar inventando mis días y soportando mis noches. Ahora que tus palabras suenan con más fuerza y tus abrazos me llegan tan dentro…ahora es cuando me siento perdida, perdida en el mundo que tú construiste para los dos y que yo no conocía. Un mundo feliz que solo duró un segundo.Déjame que te siga…
No, no deseo seguirte, ni deseo que regreses. Acaso con tu vuelta, se rompiera este gran amor que ahora, llena mi corazón.
Decía el poeta que “la melancolía es la felicidad de estar triste”.
Hoy que me siento feliz; que desde mi interior siento miles de campanillas de todos colores agitándose para mí; que desde el sosiego de aquella mirada que se pierde, siento una inmensa paz que me llega sin saberlo ni tan siquiera buscarla, como merecida recompensa; que me veo sola y sin embargo me siento, acaso más acompañada que nunca…
Hoy dices que me notas triste, sin embargo mi corazón que no me engaña, que ha sido mi guardián y que sabe todo de mi, me canta al oído la melodía mas bonita que jamás escuché, aquella melodía que el trovador, atravesando campos y montañas, trajo como preciado tesoro envuelta en notas de color.
Déjame con la mirada perdida, deja que ella, perdida, descubra lo que yo, con los ojos abiertos no supe, quizá no puede, ni tan siquiera imaginar.
Déjame volar con la mirada para verme allá, a lo lejos, igual como ahora me siento. Feliz.

No hay comentarios: